SPECIALISTERNE EN EL MUNDO

Red internacional de oficinas

Specialisterne Foundation

La Specialisterne Foundation es una fundación sin ánimo de lucro que tiene como objetivo crear empleo para un millón de personas con autismo/neurodivergentes a través del emprendimiento social, de la implicación del mundo empresarial y de un cambio global de mentalidad.

SPECIALISTERNE FOUNDATION

“En Worldline normalizamos la neurodiversidad en los equipos”

Ene 25, 2024

Worldline es una multinacional que se dedica, principalmente, a los medios de pago digitales. Algunos de sus ámbitos de actuación son el testing, tanto manual como automático, o el área del Mobile Competence Center, dedicada al desarrollo de aplicaciones móviles y web. Su sede principal se encuentra en Francia, pero está presente en más de 40 países y cuenta con 18.000 trabajadores a nivel mundial.

 

Para saber cómo funciona el proyecto de Specialisterne en Worldline, hemos hablado con Dolores Gómez, la People Development Manager en el área del Mobile Competence Center de Worldline. Dolores explica que la colaboración con Specialisterne se inició en 2022 “por la necesidad de encontrar nuevo talento digital”. En Worldline habían oído hablar de Specialisterne, y sabían que tenían trabajadores dedicados al testing, una de las áreas que querían potenciar. Por ello, agendaron una reunión entre Francesc Sistach, el director de Specialisterne España en ese momento, y algunos directores y mánagers de Worldline, con el objetivo de buscar vías de colaboración satisfactorias para ambas compañías.

 

Dedicación, organización y perfeccionismo

 

Actualmente, en Worldline han acogido a “tres personas de Specialisterne, con la intención de seguir creciendo”. Una de ellas tiene una formación técnica muy sólida en desarrollo de software, y se dedica a la automatización. Las otras dos están más enfocadas al testing manual, y una de ellas también gestiona los inventarios y los dispositivos de los diferentes proyectos de Worldline. Sobre esta última, Dolores comenta: “Laura es muy detallista y rigurosa. La minuciosidad que tiene es muy valiosa para el control de inventarios”.

 

En la misma línea, Dolores afirma: “Los trabajadores de Specialisterne son muy metódicos y rigurosos. Siempre intentan darlo todo. La dedicación y la organización podrían ser otras de sus características. Y suelen encontrar errores que otras personas pasan por alto, porque tienen un gran nivel de concentración y son muy perfeccionistas”. Por otro lado, Dolores comenta algunos de los ámbitos en los que necesitan algún apoyo: “A veces, debido a su perfeccionismo, se bloquean en tareas que nosotros ya daríamos por terminadas. Siempre están buscando una versión más perfecta que la anterior. Necesitan más apoyo en comunicar que no han llegado al objetivo, en los timings y en definir objetivos alcanzables, sin parámetros muy abiertos”.

 

Trabajo conjunto de mánagers y coaches

 

Y, ¿cómo fue el proceso de incorporación de los trabajadores a Worldline? Primero, Specialisterne hizo una preselección de candidatos que encajaran en las posiciones de Worldline “a nivel de business profile, es decir, que hicieran match con las competencias  técnicas que pedía el cliente”, comenta Rossy Robaina, una de las coach de Specialisterne. Y, posteriormente, los candidatos realizaron una entrevista de selección en Worldline. En este punto, Dolores explica: “En realidad, estas reuniones eran simplemente para que el equipo conociera a las nuevas incorporaciones, porque, si Specialisterne confiaba en esas personas, nosotros no las íbamos a rechazar. Todas iban a tener una oportunidad”.

 

Una vez confirmadas las incorporaciones, los coaches de Specialisterne hicieron una presentación a Worldline sobre “la neurodiversidad, el funcionamiento de Specialisterne y las especificidades de las personas autistas, así como las características de esas personas concretas”, comenta Dolores. Actualmente, los coaches van haciendo seguimiento a los trabajadores de Specialisterne, y también abordan algunos casos puntuales junto a los mánagers que trabajan con ellos. También se realizan “reuniones a medida para explicar las características de las personas neurodivergentes a personas de Worldline que desconocían la colaboración con Specialisterne”, tal y como explica Dolores.

 

Normalizar la neurodiversidad en los equipos

 

Por otro lado, Dolores nos cuenta que los trabajadores de Specialisterne han participado en presentaciones orales, premios y concursos: “Hicieron una charla en un evento organizado por Worldline Iberia, en el cual diferentes expertos comparten conocimientos técnicos a través de distintas temáticas, casi todas ellas relacionadas con la tecnología, como Data Science, User Experience o Inteligencia Artificial. En total fueron 14 presentaciones, y al evento asistieron 150 personas. Michael y Laura dieron una charla para explicar su condición y fue muy emocionante. Fue la charla más votada. En otra ocasión, nos presentamos a unos premios de innovación, y también vinieron Michael y Laura con nosotros. Lo hicieron genial”.

 

Tal y como afirma Dolores, hablar abiertamente sobre autismo ha provocado que “otras personas neurodivergentes de Worldline se atrevan a decir que tienen TDAH o cualquier otra condición. Porque el hecho de darle visibilidad a las neurodivergencias ha permitido normalizar que todos somos diferentes. En Worldline nos preocupamos por normalizar la neurodiversidad en los equipos”.

 

“Las empresas deberían tratarnos como a uno más”

 

Gerard Albertos es uno de los consultores de Specialisterne que están actualmente trabajando en Worldline. Estudió un ciclo medio de redes y sistemas informáticos, y empezó su camino en el mundo laboral en un cliente del sector bancario, a través de un proyecto de testing de Specialisterne. En Worldline, ha perfeccionado sus habilidades como tester; en su día a día, hace “pruebas de validar tickets, ya sea comprobar que se ha arreglado un bug, hacer pruebas exploratorias, documentar algún tipo de flujo o funcionalidad o los tests de regresión que llamamos Sanity”.

 

Gerard cree que su capacidad de “prestar atención a los detalles” y “encontrar errores” le ha permitido desarrollar su trabajo de una forma óptima. Por el contrario, considera que ha necesitado más apoyo en “trabajar la comunicación en un entorno nuevo”. Worldline ha conseguido que Gerard se sienta “muy cómodo con sus compañeros”, y que pueda “aprender más y ganar experiencia”, representando “una mejora” respecto a trabajos anteriores. Por último, Gerard opina que las empresas podrían mejorar la inclusión de trabajadores autistas en los equipos tratándolos “como uno más”, sin hacer distinciones con otros compañeros.